divendres, 25 d’octubre de 2013

Casa de Arena

Esta temporada ha empezado algo floja (y tarde), pero aquí está:

Casa de Arena



Fuiste profeta en tu tierra,
Dándolo todo, te quedaste sin nada.
Perdiste tu rumbo en la niebla,
Volviste a tu casa de arena.
No hay Dios, no hay Suerte,
No hay Karma, no hay Fuente.
¿No hay nadie a quién culpar?
Lo dejaste todo atado
Y se ahogó sin poder escapar,
En aguas de costumbre calma.
Vuelves a ese mundo.
Te encierras, te estancas.
Preferiste la huida, a la pared y la espada.
¿Era una opción?
No, era una trampa.
Trampa estúpida y vaga.
Fuiste profeta en tu tierra,
Ahora estás sin palabras
Vagando por trampas de niebla.
Volviste a tu casa de arena:

Una costumbre estanca.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada