dilluns, 12 d’agost de 2013

Distímia

Distímia, por Enric L. Agea

La temo.
La veo en mí.
Su tristeza en mi reflejo,
Sus suspiros en mi voz,
Su fallo en mi tropiezo.
Siento su miedo atroz.
La temo.
Acarreo con su herencia.
Ni su anillo en mi dedo,
Ni su broche en mi pecho.
Me legó la dolencia.
Me regaló la llave a la puerta,
Que abre un mundo de dolor.
Un mundo sin luz,
Un mundo sin color.
Dónde no importa el amor,
Solo importa la muerte.
Arrepentirme a cada paso,
Incapaz de sobreponerme.
Día Uno: Piensas.
Día Dos: Lloras
Día Tres: Esperas
Día Cuatro: Añoras.
Luego olvidas,
crees romper el ciclo
crees salir invicto.
Te bañas en sonrisas.
No puedes escapar.
La temo.
Me atrapa.
Vuelvo a empezar.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada